viernes, 28 de diciembre de 2007

Órbita de planeta desconocido 1ra parte

Nuevamente un relato que escribí para mis jugadores de Robotech RPG, en especial para Bastián mi amigo y jugador que en ese momento se encontraba en Australia. El relato trata sobre lo que se encontraba viviendo su personaje mientras el resto de los PJ disfrutaban de la sesión y trataban de resolver el enigma de que había pasado con su Teniente en medio de la batalla. El Pj Aaron McKie comandante del escuadrón 101-Ravens es tras posicionado a la órbita de un planeta desconocido al tratar de atacar a un Scorpion de grandes dimensiones en la batalla por la captura del planeta Karbonara.
La carta que escribe en este relato es real (también más extensa) y la envió a los muchachos para darles ánimo mientras el estaba al otro lado del mundo.

______________________________________________________

ORBITA PLANETA DESCONOCIDO 1ra PARTE
Teniente 1ro Aaron MACO McKie
Comandante 101 Ravens
Comandante Bandada 4


La pesadilla del Teniente McKie no solo existe en sus sueños, al abrir los ojos vuelve a ver el gigante verde y nebuloso, el siniestro planeta a través de la angosta ventanilla frontal de la carlinga. Los sistemas auxiliares del Vindicator están activos, recepciones de comunicaciones pasivas y soporte vital, las luces de los paneles iluminan tenuemente su casco en una danza silenciosa.


El reloj está congelado en las 09:45, no sabe cuanto ha dormido pero tras una rápida inspección a su oxígeno cree que podría haber caído inconsciente unas 5 o 6 horas. Revisa los sistemas en especial el Shadow Cloaking Device, todo se encuentra operativo: SCD apagado pero operativo, reactor apagado y operativo, oxígeno disponible 60 hrs., armamento operativo.


La computadora informa que ha existido un desplazamiento siguiendo la órbita del planeta y que actualmente la velocidad es de 1,05 km por segundo, McKie revisa sus cálculos de navegación apoyado en la computadora, obteniendo la confirmación de la absorción del Veritech por la fuerza gravitacional del planeta.

El radar pasivo no indica lecturas enemigas, afortunadamente aun apagado el SCD, la estructura del Vindicator hace rebotar las señales de radar enmascarándolas y confundiéndolas con una sombra en la estela magnética del planeta.
Minutos más tarde el Tte. se arma de valor y enciende los sistemas y el reactor activando el SCD, teniendo en claro que su prioridad es contactar a la flota de la REF sin ser avistado, no sabe si sus holgadas 60 hrs. de oxígeno, más del triple de un VF normal le sean suficientes, aun así la idea de realizar una entrada atmosférica al planeta le repele y piensa que siempre existe una salida.


La carlinga enciende su sistema de proyección activa, dando una amplia visión del desolador panorama, en medio de la accidentada transposición algunos microprocesadores deben haberse dañado, ya que ni el reloj ni los coordinadores de navegación astral proceden con exactitud para montar una imagen sobre el mapa del universo conocido.

Nunca había viajado de esta forma una transposición ya es desagradable, pero posicionar junta a una nave enemiga en medio de una explosión electromagnética era peor.


El Vindicartor se desplaza sutilmente utilizando la rotación del planeta y su fuerza gravitacional para economizar energía, explorando los kilómetros más cercanos en búsqueda de algún resto o señal de los otros pilotos o sus Shadows.

Tras una hora encuentra los restos de un Shadow despedazado, su carlinga trizada y el fuselaje deformado dan muestra de lo potente de la explosión. Tras meditarlo McKie abre su compuerta de emergencia desde el interior de la carlinga (otro beneficio del Vindicator), con poco espacio se equipa con la CVR-3 y conecta una guía de emergencia desde el asiento a su cinturón, toma la Gallant H-90 de servicio y alinea con quirúrgica precisión ambas naves mientras se desplazan a más de 1 Km. por segundo, activa la guía de navegación automática mientras abre la carlinga y sale al espacio.


Con dificultad se desplaza en el vacío del frío espacio hasta alcanzar el cadáver mecánico conectado solo por el cordón umbilical que es la guía de fibro plástico atada a su asiento a más de 20 metros.

La linterna ilumina la agrietada carlinga, en su interior atado a la silla está su piloto, el casco roto otorga la señal a Mckie que está muerto, ojala encontrara el final antes de que la descompresión lo reventara. Los sistemas de la nave están sin respuesta, ni siquiera la señal de auxilio funciona… al parecer la onda electromagnética deshabilito lo poco que debería funcionar entre estos restos.

Piensa que la tecnología de punta en los escudos electromagnéticos debió proteger en gran parte su Vindicator, saliendo solo con algunos chips y procesadores dañados o reseteados.


El piloto Raven se mueve afirmándose en el fuselaje mientras la guía lo comienza a tirar, ya que el Shadow destrozado gira por el movimiento, ágilmente el humano esquiva fragmentos a gran velocidad escalando hasta encontrar la compuerta de acceso al alimentador de protocultura, utilizando sus conocimientos de mecánica VF, McKie accede rápidamente a la cámara y extrae 7 celdas de protocultura operativas.

Un fragmento de metal de desprende y lo golpea en el casco expulsándolo a gran velocidad, McKie se aferra a su botín rezando que la guía lo soporte, de no ser así quedara flotando a merced de que tarde o temprano la G del planeta lo transforme en una antorcha.
El tirón es potente, pero el gigante negro recoge a brazadas la fibro cuerda sin soltar las celdas, el fuselaje destrozado pasa a tan solo centímetros de él. Una vez en la seguridad de su carlinga, retira su casco y respira a bocanadas mientras el sudor cae por el rostro, una vez en calma recuerda que el oxígeno es un bien demasiado preciado para ser desperdiciado.


Las horas pasan y los instrumentos no detectan señales de auxilio de las sillas de los otros pilotos, volando sobre el planeta busca más restos de naves de donde sacar oxígeno, siempre atento a las comunicaciones.

Se maldice mil veces por su escaso conocimiento de la radio láser y satelital, para más tarde reflexionar que sin posición ni coordenadas jamás interceptaría una comunicación láser, y de haberla y encontrarla por casualidad cruzándose en su trayectoria seria el tipo con mayor suerte en el universo, y de satelital ni hablar, dudaba que a este planeta llegase un hombre aparte de él, alguna vez en la historia.


Las dudas castigan la mente del oficial, buscando la forma de solucionar su situación y al mismo tiempo de ver que acciones tomar en caso de ser detectado por los Invids, y su mayor duda, de la cual trata de alejar de su mente… ¿será este planeta verde Optera?... mejor ni pensarlo, bueno de ser así, mejor bajar y descargar todo su armamento en la misma cara del maldito Regente, si se debe morir esa seria una excelente forma.


Unos tragos de agua, unas mascadas a las barras proteicas y el reloj interno de su cuerpo le dice que varias horas han transcurrido en el silencio espacial, alejarse del planeta significa aumentar su consumo de protocultura por escapar de la G, pero al hacerlo podría despejar la interferencia electromagnética del planeta para buscar alguna señal. Tarde o temprano la REF debería mandar una expedición de rescate, nunca abandonan a un piloto perdido.


Los dedos pasan una y otra vez sobre los receptores de proximidad que simulan ser un panel, moviendo las yemas de sus dedos activa los botones virtuales escaneando una y otra vez las frecuencias radiales en búsqueda de aunque sea un ruido que le de la esperanza de saber que hay algún humano cerca.


Decidido maniobra su Vindicator aumentado el poder de sus turbinas para escapar de la fuerza gravitacional exterior, pilotando con excelencia y aprovechando la rotación planetaria para salir impulsado por el mismo planeta en el giro.


Mientras realiza la maniobra sus sensores le advierten de unos fragmentos en su trayectoria, maneja con su dedo pulgar el mini joystick de las cámaras pero descubre que se encuentran fuera de línea, no le extraña, sabe que están realmente quemadas las tarjetas, ya lo ha vivido antes, sabe lo que es capaz de hacer un Pulso Electro Magnético si bien esta vez no fueron nucleares, conoce la magnitud del pulso “freidor” como le llaman los eléctricos.

McKie decide seguir su intuición y en una complicada maniobra gira en su trayectoria el VF transformando en Battloid, compactándose para aminorar el gasto de energía vectorial y poniendo al máximo los propulsores de sus piernas para no perder el impulso planetario. Los fragmentos se acercan a él a una velocidad asombrosa, el coloso de metal en último minuto extiende sus brazos y gira el eje de su cuerpo rociando el espacio con una infinidad de chorros de vectoriales en una atlética maniobra para terminar atrapando entre sus brazos el fragmento más grande.

El impacto remece a Maco mientras mueve sus pies por instinto aferrando su presa y girando los vectoriales para suplir la energía contraria en una maniobra muy similar a lo que seria coger una pelota en el aire para caer en una piscina.


Pero no hay pelota ni piscina, solo esta un planeta desconocido en terreno enemigo y cero margen de error…. Podría haber sido un meteorito o simplemente un Shock Trooper en su clásica maniobra de “hacerse el muerto” o “apagado” nadie sabe por que los demás Invids no pueden hacer eso, pero este no fue el caso.

Tras una serie de giros a alta velocidad Mako estabiliza su trayectoria con un importante consumo de energía, el sudor corre por su rostro… la maniobra fue arriesgada, en especial por que está a ciegas ya que sus cámaras están muertas.
Transforma en Guardián y aumenta la luminosidad de su carlinga gracias a las celdas fotosensibles de la cual está recubierta, lo que aferra es el fuselaje destrozado de otro Shadow, prácticamente no quedan restos.. esta vez solo utilizará sus brazos auxiliares no se arriesgara a salir, aunque la atracción gravitacional ahora es muy baja prefiere ser más precavido… algo le dice que podría haber una fuga de radiación en el destrozado mecha.

Casi sacando la cabeza por la carlinga accede en la oscuridad espacial a los restos con sus tres brazos mecánicos, desoldando algunas piezas y extrayendo un delgado tubo de Oxígeno, de no haber alguna fuga, podría tener unas 6 horas más de reserva…lo que está abajo casi fundido a un brazo es el Destabilizer del Shadow, McKie sonríe, y con el soldador, el cortador y el brazo logra liberar el gun pod.


A la luz de la última cortada del soplete algo perturba a Maco, los daños… no es plasma lo que impactó este Shadow…. Es el inconfundible rastro de un Destabilizer derritiendo de forma pareja el blindaje y quemando en círculos concéntricos el material circundante.


Enciende y apaga las luces frontales en un destello que puede ser perjudicial para él y ve más impactos certeros de Destabilizer, y más terrible aún.. la gigantesca herida que le dio en el reactor partiéndolo por la mitad de la inconfundible explosión perforante de misiles de Armor Piercing.


Ya en la oscuridad tras apagar los focos la imagen permanece en su retina, lamentablemente sus cámaras están dañadas o grabaría todo, ¿Qué paso?, piensa, toma el segundo Desatabilizer, más pequeño pero igual de efectivo que el de su Vindicator, transforma en Fighter y se propulsa hacia su trayectoria inicial a toda velocidad, mientras en su mente pasan miles de preguntas y respuestas.


¿Cómo llego este Shadow tan lejos, si se encontraban todos juntos al momento de la explosión?, ¿Quizás en la confusión alguno de sus compañeros al recibir el PEM lo confundió con un enemigo y lo ataco?


No recuerda mucho más que el planeta verde cuando ocurrió todo, podrían haber combates a su alrededor pero en ese momento su cuerpo su mente y su mecha estaban remecidos por la confusión de la devastadora transposición y explosión.


Lejos, pero aun increíblemente cerca del planeta, apaga los sistemas solo dejando su recepción radial en escaneo predeterminado, con esta perturbadora información decide no transmitir ni una palabra por radio.


¿Qué estará pasando en la batalla?, ¿Habrán logrado descender al planeta?, ¿Cómo estarán los muchachos… sus muchachos... Su segunda familia... los Ravens?...
Elisa... ¿Cómo estará Elisa?.... Terry... amigo… ¿dónde estas?.... Kevin, Kenetth, Chris, Xiang…. Mahari…. Amigos ¿Dónde?...


Las horas pasan ahora cada vez más notorias el oxígeno baja, aun queda bastante…. ¿Bastante para qué?..¿Para morir esperando?
Aguanten Ravens….


McKie activa el teclado virtual y enciende una pantalla auxiliar, y comienza a escribir… a escribir sus pensamientos, una carta, una carta dirigida a sus hombres, sus pilotos, sus soldados… mientras lo hace recuerda, redescubre y transmite su fuerza a ellos desde la inmensidad del espacio MIA en campo enemigo… su mente fluye en un diálogo interno, mientras se distrae de la angustiante situación con la luz verde del scanner radial iluminando su casco.


El cursor se mueve carácter a carácter mientras escribe:

“A la 3ra generación del 101 Ravens: Muchachos, la impotencia que siento en estos momentos, al verme forzado a alejarme de Uds. en una situación tan difícil, es inmensa. No puedo dejar de pensar en lo que puede estar pasando en la orbita del planeta Karbonara, y en lo lejos que estoy de ahí.

Estar en el espacio, solo, perdido y por que no decirlo, asustado, me ha dado tiempo para pensar en cada uno de uds. Recordar el corto, pero intenso, tiempo que hemos compartido en la REF. Ya que no puedo sentarme en una mesa con un trago y conversarlo en persona (por ahora), quiero que sepan lo que pienso respecto a Uds. en el poco tiempo que he sido su comandante…..”

Continua un largo rato y cuando termina de escribir, graba su carta, toma un profundo trago de agua de su cantimplora, traga una barra de vitaminas, revisa en el asiento trasero la compuerta de su Cyclone, pegando con cinta adhesiva 2 celdas extras a las cajas de su mecha, gira y acomoda firmemente las correas de su asiento, toma la caña con su mano derecha y el Throttle con la izquierda, ambos pies en los pedales y comienza a encender los sistemas uno a uno.

Con la mano izquierda activa su SCD con una determinación, seguridad y conocimiento en lo que está haciendo que haría temblar a cualquiera, como un soldado romano desenvainando su drusus, un cruzado bajando su lanza o un marine quitando el seguro a su M-16….
El piloto baja el protector visual de su casco mientras las luces internas iluminan todo, y con un seco movimiento de su mano izquierda pone potencia y su Vindicator cae en picada al planeta desconocido.

Continuara...

2 comentarios:

Gohan dijo...

Jajaja xD
Como no acordarse de esto... cuanto timepo ya... casi 1 año tal vez?

Recuerdo cuando lei eso y me pregunta, ¿que cara pondra Bastian cuando lo lea?.

Creo que falto parte de la carta o eso era todo?.

En fin... wen recuerdo, aun mantengo la esperanza de que las agendas se alinien y podamos juntarno a jugar robotech.

SALUDOS!!!

David dijo...

Uff yo también espero eso.... ya llegara el día de continuar esa apasionante campaña.