miércoles, 19 de diciembre de 2007

Mordheim

"En el segundo año del segundo milenio, quinientos años antes de la ascensión al trono del benévolo Emperador Karl Franz, tuvo lugar una época como ninguna otra.

Al igual que ocurrió justo antes del nacimiento del divino Sigmar, unas alas de fuego en el cielo anunciaron el advenimiento de grandes hechos: la llegada de la Plaga, el estallido de la guerra, el comienzo de la Pestilencia y el Hambre.

Aunque su impío nombre ha sido borrado de los registros de la Gran Biblioteca de Altdorf y sus ruinas arrasadas por Magnus el Salvador del Imperio, os contaré la historia de la ciudad maldita, destruida por la ira de los dioses.

Os contaré la historia de MORDHEIM."


Mordheim es un war game de escaramuzas de la empresa Games Workshop, genialmente creado por Tuomas Pirinen. En este juego se enfrentan dos o más jugadores cada uno controlando una pequeña banda de hasta 15 figuras, estas bandas dividen sus integrantes en Héroes y Secuaces, Los Héroes ganan habilidades especiales debido a la experiencia obtenida según sus acciones en el juego, y los Secuaces apoyan y engrosan la banda.

Mordheim plantea escenarios de escaramuzas en vez de las ya clásicas batallas de ejércitos en los war games, además el campo de batalla es representado por diversos edificios y elementos de una ciudad destruida (Mordheim), la cual ofrece poco espacio de movilidad, repleta de callejones, casas y edificios de varios pisos y tejados por los cuales desplazarse.


Pero más importante que su mecánica de juego es su ambientación, lo cual hace tan atractivo y diferente a Mordheim, la trama se desenvuelve en el mundo Warhammer Fantasy, y es la siguiente:

Corría el año 1999 el imperio se encontraba desgarrado por la guerra y debilitado por la corrupción, los señores feudales combatían por la supremacía disputándose la corona del fallecido Emperador.
El pueblo hambriento, pobre y explotado vive miserablemente entregándose a la bebida y la desidia, mientras los nobles y ricos con sus bolsillos llenos de oro derrochaban en vicios y lujuria.

Las sacerdotisas "Hermanas" seguidoras del dios Sigmar, profetizaron que por los pecados todos serían castigados por el señor, junto con esto apareció una luz en los cielos, un cometa con doble cola que se acercaba al paso de los meses.

El lugar de la llegada del cometa era la ciudad de Mordheim, hogar natal de las Hermanas de Sigmar, esta ciudad comenzó a llenarse de personas que querían estar ahí y festejar cuando el gran Dios les enviara su "regalo divino".

La ciudad estaba repleta para la noche del año nuevo del cambio de siglo, a las afueras de la ciudad cientos de miles esperaban su oportunidad para traspasar las murallas de Mordheim y unirse a las celebraciones.



En las calles celebraban, bebían, todos se entregaron a una orgía de depravaciones mientras en el cielo nocturno la luz del cometa cubría todo el cielo e iluminaba como un sol. Se dice que esa noche los demonios salieron de las sombras y se unieron a aquella fiesta de placeres indecentes y orgías, apareándose con hombres y mujeres.

Sigmar envió su castigo, y el cometa cayó sobre la gran ciudad acabando con cada vida de hombre, mujer y niños que se encontrase en la abarrotada ciudad. La destrucción fue asombrosa y se escucho en todos los rincones del reino.

Mordheim quedo en llamas, destruida y repleta de una gigantesca nube tóxica que enfermó a todos los sobrevivientes que se encontraban fuera de la ciudad, ellos corrieron y contaron lo acontecido para más tarde morir envenenados o convulsionados por horribles deformaciones.

Paso el tiempo y los que entraban a la ciudad en ruinas no volvían a salir, hasta que se corrió el rumor que los fragmentos de una extraña piedra se podía encontrar entre los escombros, una piedra mágica que otorgaba poderes a quien la obtuviese, se le llamo "Piedra Bruja".


A los señores feudales les llegó la noticia de que esta Piedra Bruja podía convertir el plomo en oro, y decidieron financiar expediciones y grupos mercenarios para adentrarse a la ciudad maldita y extraer la mayor cantidad posible de estos fragmentos.

Muchos aventureros viajaron desde todo el mundo a Mordheim a buscar la fama y la fortuna, pero muchos encontraron la muerte y la gran mayoría la locura.

Corren rumores que por las calles de la ciudad maldita caminan demonios, los muertos se levantan de sus tumbas, hombres rata se esconden en las ruinas y lo oscuro y siniestro encontró su hogar.



Volviendo al juego, cada jugador posee una banda, las cuales son: Los humanos mercenarios venidos de los reinos de Middenheim, Reikland y Marienburgo, las sagradas Hermanas de Sigmar, los Cazadores de Brujas, los hombres rata Skaven, los No muertos seguidores del señor Vampiro y los demoníacos seguidores del Culto de los Poseídos.

Se han publicado nuevas bandas y en la red circulan otras propuestas por jugadores que pueden ser incorporadas (enanos, orcos, elfos, hombres bestia, luchadores de pozo, etc.).

Cada banda tiene sus motivaciones para estar en Mordheim, y al mismo tiempo cada banda posee características especiales y únicas.

Para construir una banda no solo se debe elegir si no que "Reclutar" a sus integrantes, que se dividen en Héroes y Secuaces. Se reclutan por medio de monedas o Coronas de Oro de la cual se parte con 500 y cada personaje dependiendo de su importancia y habilidades tiene un coste así como su equipo.

Los personajes ganan experiencia por su actuar en las partidas y los enemigos derrotados, pudiendo obtener habilidades y mejoras de atributos, además de ganar más dinero que permite reclutar nuevos integrantes y comprar nuevo equipo.

El juego es entretenido por sus variantes y en especial por su ambientación la cual está presente en el escenario, las figuras, los nombres que le pongas a tu banda, los sucesos que ocurren en el juego y misiones que se deban jugar, etc.

Habilidades detalladas, magia, equipo variado, misiones distintas, son muchos de los elementos que hacen de Mordheim un juego que garantiza la diversión, y además cuida tu bolsillo ya que al tener un máximo de 15 figuras te ahorras gastar y gastar en esos ejércitos de Warhammer que al final ni siquiera puedes transportar.

La caja del juego trae un manual hermoso con muy buenas ilustraciones, y edificios de cartón muy bien diseñados, pero lo ideal es que cada grupo de jugadores construya los suyos siguiendo la estética del juego.

Me he divertido mucho jugando largas partidas de Mordheim (4 a 6 horas) a veces de a 2 otras de a 3 incluso de a 4 jugadores, las calles de la ciudad repletas de bandas dispuestas a todo por logar su objetivo, saltando cada personaje de techo en techo, ocultándose en las sombras, disparando por medio de las grietas de los edificios, corriendo entre las barricadas de las calles, etc.

Unos consejos: Una buena música de fondo para ambientar la partida, y unos vasos de buena cerveza para la sed. Con mis amigos roleabamos las intervenciones de los héroes existiendo viejas rencillas entre personajes enemigos para dar más sabor al juego.

En la web se pueden encontrar muchas ayudas para el juego, recomiendo usar la tabla de sucesos aleatorios y lanzar una vez por turno, así se siente mucho más dinámico y la ciudad con más vida, en donde nadie sabe que puede pasar.

Para evitar polémicas usen un puntero láser sobre la cabeza de sus figuras, si logra apuntar sobre la rival significa que lo ve, así se soluciona el tema de la subjetividad en la visión a través de ventanas y coberturas.



Aun vive mi banda de Poseídos "Los sacrificadores del Caos" espero volvamos a reunirnos en torno a la ciudad maldita para buscar fragmentos de piedra bruja en honor al Señor Oscuro.

5 comentarios:

Bastián dijo...

Oye David, hay q convencer a Martin de q saque las cosas de la bodega y volvamos a jugar... ahora tiene la mesa de pool en la casa asi q no hay problema para armar una buena rosca. Que buenas tardes de cerveza Bugman y sobredosis de "piedra Bruja" jajaja

Un abrazo

David dijo...

Ahhh seria excelente
que ganas de volver a jugar Mordheim y una mesa de pool es un excelente tablero, claro quizás mejoremos la calidad de la cerveza en vez de bugman, pero lo de la piedra bruja va si o si :) jaja !!!

Leon1Rey dijo...

Me gustaría saber mas de este juego. ¿ Es con una especie de tablero tridimensional? ¿ O se puede armar un como diorama de propia invención para jugar? ¿Las fichas o señas vendrían siendo las figuras? Me siento un poco neófito en esto. ¡Como me gustaria saber mas! Esto me esta gustando mucho. ¿Donde estaba yo metido en mi adolescencia, que no estaba aprendiendo sobre esta apasionante afición?

David dijo...

Leon1rey:

El juego es una caja que contiene unos edificios de carton muy bien diseñados que tu armas, además trae figuras que representan cada personaje de banda, unas reglas, el manual y dados, es lo suficiente para que 2 personas comiencen a jugar.

Una vez le agarres el gusto podrás comprar más figuras para representar tus personajes o hacer una banda nueva.

Si quieres agregar más edificios, los puedes hacer tu mismo e incluso construir dioramas de lugares como: un cementerio, una posada en ruinas, etc.

No existe tablero, solo buscas una mesa de 1,20 x 1,20 mts como mínimo y empiezas a distribuir los edificios al azar.

Más información en el sitio oficial:

http://es.games-workshop.com/especialista/mordheim/

Leon1Rey dijo...

Acabo de visitar el sitio del que tan gentilmente me informas. si vieras mi cara seguramente te reirías.¡Tengo los ojos como un par ee platos de café! De verdad que mientras mas sé mas me entusiasma esto...