martes, 13 de noviembre de 2007

Jeanne D'Arc

Juana de Arco es un personaje de la historia que siempre me ha llamado la atención, ya que reúne fe, pasión, voluntad y valentía. De campesina a Paladín, de héroe divina a hereje, su vida real y registrada es apasionante y triste a la vez, ella para mí es el referente máximo cuando pienso en Paladines, solo secundada por San Jorge, o Sir Jorge.

Jeanne D'Arc nació en 1412, en Francia y murió en 1431, su origen campesino contrasta con sus gestas heroicas en plena edad media, a los 13 años comenzó a tener visiones y escuchar voces, ella confesó que eran "las palabras de Dios" las cuales la aconsejaban y protegían.

Guiada por aquellas voces y su fe inquebrantable, la campesina de 17 años encabezó el ejército francés en contra de la ocupación inglesa, ella logró convencer al rey de Francia Carlos VII que le permitiese conducir su ejército en Orleáns, vestida de hombre y portando el estandarte Juana salió victoriosa.

Jeanne se convirtió en la Doncella de Orleáns o la Pucelle, comandando el ejército consiguió nuevas victorias despertando el fervor de los soldados y las desconfianzas de algunos nobles, Juana logró llevar al Delfín hasta la ciudad de Reims donde fue coronado Rey de Francia.

Una vez coronado como rey, Carlos VII decidió seguir el camino de la diplomacia y así consolidar su poder, Juana en cambio quería asegurar el reinado avanzando, aquí comenzaron las desavenencias, teniendo como punto culmine la retirada del ejercito al ser rechazado en París en contra de la opinión de Juana.

El Rey decide hacer una tregua con los Borgoñones ya que los ingleses habían sido repelidos, Jeanne al ver que el rey toma un camino pasivo decide continuar sola la liberación de Francia, aún así logra victorias con pocos hombres y campesinos que decidieron seguirla, incrementando la leyenda de la Pucelle.

Tras muchas victorias y hazañas, Juana es capturada por los borgoñones y entregada a los ingleses, aquí ella es sometida a un proceso extraño e irregular, donde se alteraron datos y confesiones, ella es condenada por herejía, se le llamo bruja y fue quemada viva, acabando con su resistencia pero consagrando su leyenda para siempre.

Años mas tarde y después de que el Papa se negara a revisar su injusto proceso, su sucesor anulo este fallo y condenó a sus ejecutores por herejes. Aún así en la historia quedó grabada la injusticia en contra de Juana, La Doncella de Orleáns, y la mancha en su memoria que no quedaría limpia hasta el siglo XX, cuando en 1920 fue santificada por el Papa Benedicto XV y declarada Santa Patrona de Francia.

Una historia increíble que ocurrió y que demostró que una sola persona es capaz de lograr lo imposible, algunas dicen que Juana padecía de esquizofrenia, otros que Dios la tocó con su gracia, para mí ella es la Paladín más grande de nuestra historia, inspiradora de leyendas y personajes.

Existen muchas versiones que narran su historia, vida y mito, mi favorita es la película The Messenger: The story of Joan Of arc dirigida por Luc Besson y protagonizada por la bella Milla Jovovich, una buena película donde se expresa la pasión y la injusticia de su destino.



Hace poco tuve la oportunidad de disfrutar el juego de PSP de Jeanne D'Arc, un RPG de estrategia al estilo Tactics en clave de fantasía, nuevamente la figura de Juana inspira y asombra, los soportes cambian pero una leyenda de su tamaño siempre generara más y más historias para las generaciones venideras.

2 comentarios:

reina Yadis dijo...

Alguna vez me pregunté si no sería verdad, que Jeanne sufriera esquizofrenia... pero entonces pienso que, si hay una razón para todo, el cielo quiso que ella oyera esas voces, (fueran del cielo o de donde sea) para convertirse en la leyenda que habría de conmover a las generaciones de muchos siglos.

Verdaderamente se convirtió en el ideal a perseguir por cualquier paladín.

David dijo...

La esquizofrenia es una enfermedad para nosotros y nuestro paradigma social, pero quien sabe si no es una ventana para percibir realidades más allá de nuestro entendimiento, realidades que disocian a la persona de este mundo.
Me gusto tu comentario Yadis.

Gracias.