viernes, 22 de agosto de 2008

Mundos perdidos


Las hojas pasan volando, la imaginación explota a cada segundo, armando con cada frase que lees una historia diferente, te frotas las manos con satisfacción por las nuevas aventuras que crearás, la intriga macabra que se podría esconder detrás, nuevos villanos, objetos increíbles, lugares extraños…

Lees manuales, juntas material y amasas ideas cargadas de motivación, al llegar el momento dices “muchachos tengo un juego nuevo que me gustaría probar”, te miran con cara rara y tu comentario se pierde en el éter.

¿A que master no le ha pasado?. Te enganchas de un juego nuevo que te atrapa y al momento de querer dirigirlo tus jugadores te dejan con las ganas, quizás si es que son considerados contigo lo probarán una vez para dejarlo como la anécdota.

Entre más leo blogs y comentarios más reafirmo que este es un problema generalizado entre los roleros. Uno como director de juego construye historias y trata de completar el mundo a jugar con cientos de datos, informaciones varias, ambientaciones y tramas que sean del gusto de tus jugadores, pero también es bueno el cambio, cambiar de sistema, de mundo y de tipo de juego.

Creo que lo más importante para un master es la motivación, quizás un master con pocas ideas pero gran motivación puede sacar adelante una sesión y enganchar a sus jugadores, pero un master si motivación por muy hábil que sea y por muchas ideas que tenga, terminará haciendo una historia gris sin matices.



¿Por qué es bueno el cambio?, porque los directores de juego nos cansamos también, por que un nuevo mundo inspira y otorga nuevas posibilidades, por que permite explorar nuevos personajes, por que cambiar el sistema te plantea en nuevos escenarios, y por que es muy interesante dejar a los jugadores en cero, en un mundo que no conozcan.

Quizás este último punto es el que frena a los jugadores. Partir de cero, adentrarse a un mundo que no conocen, que les cambien el sistema, es decir temor al cambio.

Si bien siempre puedes contar con uno que otro jugador que te siga en esta titánica tarea de cambiar de juego, la mayoría de los jugadores es reticente y prefiere mantenerse en el juego habitual.

En mis comienzos roleros, mi master el desaparecido Mc Lopez (ya retirado y en el asilo de ancianos XD) cambiaba constantemente de juego, era como una ruleta rusa, nunca sabías que ibas a jugar y cruzabas los dedos por que pudieras continuar con la historia que te gustaba para darle continuidad a tu personaje, y cuando podías llevar unas 4 sesiones seguidas con él, zas!!! Pasábamos a otro juego y a otro personaje.

Claro ese era un extremo, pero tenia su lado divertido también.

Lo que se busca es mantener la continuidad que se merece una historia en un juego, pero creo necesario cada cierto tiempo o años variar de juego, es un ejercicio de renovación, refrescar ideas y hacer de esto algo más divertido de lo que ya es.

¿Qué piensan ustedes?.

15 comentarios:

Jean Paul dijo...

Tienes mucha razon. En mi mesa ya se llego al punto en que los jugadores estan tan acostumbrados a D&D que se lo toman todo a la ligera. Literalmente quieren arreglaro todo a punta de espada y cuando les toca algo para lo que se necesita usar un poco la cabeza es cuando empieza el relajo y la cronica se va al demonio.

Britait dijo...

quizás un master con pocas ideas pero gran motivación puede sacar adelante una sesión y enganchar a sus jugadores, pero un master si motivación por muy hábil que sea y por muchas ideas que tenga, terminará haciendo una historia gris sin matices.

Que razon tienes amigo...

Eso es lo que me pasa a mi sabes? Antes preparaba mucho las partidas: tengo facilidad para el diseño, me pasaba horas y dias preparando mapas, planos de edificios, zonas de juego, no solo eso, creando pnj's y hasta culturas enteras he llegado a crear para un solo modulo.

Y que pasa luego? Que tus jugadores ni aparecen a la partida, o aparecian una hora antes del partido de turno (cosas de jugar siempre en domingo) y te decian que habian venido solo un ratito antes del partido.

Eso te quita la movitacion y las ganas de todo (y si te cuento cuando tenia que ir a sus casas a buscarlos y llamarlos por telefono uno a uno o si no no habia partida, ya ni te digo).

Por eso mis partidas con el tiempo se han vuelt improvisacion pura, caos total, ni yo mismo se que va a pasar. Si los jugadores vienen jugamos y lo pasamos bien, si no vienen no pasa nada, no habre perdido mi tiempo creando inutilmente.

Lo malo de eso es que te acostumbras a jugar asi, al caos... despues de varios años jugando a lo loco, se te hace muy cuesta arriba jugar "en serio", no se decirte si ya olvide como hacerlo o no... a veces he tenido un grupo de juego dispuesto a jugar en serio y no he sabido responderles, les he puesto una aventura sin preparar y se nota.

En mis comienzos roleros, mi master el desaparecido Mc Lopez (ya retirado y en el asilo de ancianos XD) cambiaba constantemente de juego, era como una ruleta rusa, nunca sabías que ibas a jugar y cruzabas los dedos por que pudieras continuar con la historia que te gustaba para darle continuidad a tu personaje, y cuando podías llevar unas 4 sesiones seguidas con él, zas!!! Pasábamos a otro juego y a otro personaje.

Pues eso mismo, lo que estaba refiriendote en el parrafo anterior: yo juego asi ahora mismo, asi llevo varios años, mis jugadores estan acostumbrados a que cambie de juego y de sistema incluso en medio de la sesion de juego... normalmente me invento como tirar los dados al principio de la partida, cuando volvemos a jugar un mes despues ya no me acuerdo de lo que invente y me invento otra forma... y asi vamos.

Mi juego es totalmente caotico, tal vez mi regreso a (A)D&D (pues llevo sin jugarlo desde antes del 2000) es un intento por recordar cuando era un master organizado y metodico.

saludos.

Leon1Rey dijo...

¿Pero no debería haber unas reglas generales que sirvieran de guía a todo Máster? Unas que supieran todos, por las cuales guiarse, digo. Cuando juegas ajedrez, damas, o parchís, los que juegan contigo y tú saben que hay reglas generales, que todos saben mas o menos, y por las cuales se guían todos los que desean jugar. Así, te puedes sentar frente a alguien a quien no conoces, ni haz visto en toda tu vida, y echarte unas partiditas con él. Veo o noto que en un juego de rol no es así, sino que las reglas las impone uno de los jugadores a su arbitro, pudiendo cambiarla a voluntad. Voluntad que deben seguir los otros jugadores.(por cierto, me está pareciendo el rol de Máster el de mas responsabilidad...y el que menos quisiera. Eso de estarle dictando a otro lo que debe hacer no va conmigo).
"Mis jugadores estan acostumbrados a que cambie de juego y de sistema incluso en medio de la sesion de juego... normalmente me invento como tirar los dados al principio de la partida, cuando volvemos a jugar un mes despues ya no me acuerdo de lo que invente y me invento otra forma..." ¿Que significa esto? ¿Que incluso las formas de tirar los dados, y lo que significan los signos y números que salgan en ellos, depende de la voluntad del Máster? ¿Y si el Máster es una persona de mala fe, que somete a "sus" jugadores a una especie de dictadura, estos no tienen la potestad de "sacudírselo"? Tengo tantas preguntas, supongo que debo encontrar con quien jugar, para encontrar también las respuestas.

David dijo...

Jean Paul: creo profundamente que uno como master puede conversar con los jugadores, hablar de corazón y comentarles lo que uno como director de juego siente con su actitud, el rol es un juego cooperativo donde la mayor responsabilidad la lleva el master, eso debe ser respetado.

te regalo una frase que me encanta, es de la guia del narrador de Leyenda de los 5 Anillos:

"Los DJ tienen varias funciones, árbitro, administrador, actor, autor y narrador, y ninguna tiene recompensa. Cualquiera que no aprecie lo que su DJ hace por él, no tiene alma."

Britait:

Mi estimado, por lo que he podido leer en tu blog y las letras que hemos cruzado no tengo dudas en que eres un rolero muy imaginativo y diligente, lamento lo que estás pasando de verdad, entiendo tu sentir y te mando ánimos.
Yo soy un afortunado, debo ser sincero ya que mis jugadores son de los buenos, son comprometidos y me reconocen las cosas que hago por ellos, lo único que puedo decir en su contra es lo que escribí en el post, son reticentes al cambio, cambio que necesito.
Lamento lo que te ocurre, ya que si estuviera en tu situación la pasaría muy mal, te incentivo amigo a que vuelvas a preparar partidas, que vuelvas a motivarte y hacer de este hobby lo que debería haber sido siempre para tí. Saca tu mejor lado de master y prepárales una aventura increible, te aseguro que si conversas con ellos y les muestras que pones todo de ti, más de alguno te apoyará.
A veces no necesitamos una mesa llena de jugadores, a veces con solo 2 comprometidos es suficiente.

Vuelve a hacer lo que hacías y ordenante, encausa tu narración a la continuidad, más que por ellos, por tí.

Y si no resulta... bueno ya habrán otros que apreciarán tu talento.

Nos leemos y gracias por compartir la experiencia.

Leon1Rey:

Los masters nos regimos por las reglas que posee cada juego, pero existe una regla de oro: "el master puede modificar las reglas", ahora si un master es abusivo y prepotente, un dictador, lo que ocurrirá es que se quedará solo, sus jugadores se irán y quedará solo con sus manuales.
Si bien el master es el arbitro también debe entender que su labor es narrar una historia y administrar las reglas de forma que sea coherente, funcional y lo principal: que todos se diviertan.

Ser master es la labor más importante pero exige mucha responsabilidad, pero debes tener en claro que es otra forma de jugar, los master nos divertimos creando la historia y viendo como los jugadores la modifican a cada segundo con sus acciones.

De bes entender esto: el rol es interacción pura, es una historia co-construida, el master solo narra los lineamientos generales, pero cada jugador decide y declara que va a hacer su personaje, los dados hacen la función del azar para que las situaciones no estén completamente predeterminadas.

Nada está escrito, todo cambia, eso es lo divertido.


GRACIAS A TODOS POR COMENTAR, está muy interesante la conversación.

Leon1Rey dijo...

"...ahora si un Máster es abusivo y prepotente, un dictador, lo que ocurrirá es que se quedará solo, sus jugadores se irán y quedará solo con sus manuales" No, no es eso lo que quise decir, sino si se podía seguir la partida sin hacerle mucho caso al Máster. A fin de cuentas, el "mundo" esta ahí,y los seres que lo habitan, es decir, los que juegan ( y los personajes no jugables...), y los manuales e historia que sirve de base al juego. Entonces "todo" podría seguir existiendo, independiente de la "voluntad" del Máster ¿o no? El Máster, lo veo yo como Dios, o algo así. Y como Dios,les deja a los jugadores bastante libre albedrío, dentro de las limitaciones. Habemos seres que estamos en este Mundo, y no creemos en él, ni seguimos mucho sus reglas y sin embargo, no paramos el Mundo y nos bajamos ¡aunque a veces dan ganas! jejeje.

Leon1Rey dijo...

Supongo que estoy haciendo una extrapolación imposible, una comparación equivocada entre el mundo de un juego de rol y el Mundo "real"...

Britait dijo...

Estas usando un simil inadecuado.

No se trata sobre la omnipotencia del master, no se trata de que hay que acatar su voluntad sin rechistar, sencillamente es que sin master no hay partida, por mucho que ponga en los libros.

El master no es un tirano que mata jugadores, ni un ser benevolente que reparte tesoros, ni un tipo que nos suelte discursos largos y aburridos, el master es todo eso a la vez... El master, como concepto, esta por encima del bien o del mal en una mesa: el master como persona puede ser un cabron, o puede ser un bobo que se deje hacer trampas, pero como concepto de director de juego, no es bien ni mal, es todo a la vez.

El master no suele abusar de su poder, los jugadores pueden acumular poder, tesoros, equipo y riquezas inimaginables, pero por mucho que hagan, el master siempre les puede en poder bruto. Solo necesito mover un dedo y surgiran 1000 dragones rojos en este lado y 1000 liches en este otro...

El master sin embargo no suele abusar de su poder, te equivocas de concepto: el master no esta para subyugar a los jugadores o para dominarlos, esta para divertirse, y para divertir al resto de sus compañeros en la mesa.

Tener el poder de aplastar a todos los jugadores con solo una frase (porque es asi, basta decir "estais todos muertos" y todos mueren) no significa que deba usarse, siempre es mas divertido tratar de poderle desafios interesantes a los jugadores.

BrownieMan dijo...

"Renovarse o morir" también es más que válido en el mundo del rol; se podría decir que con la gente que solía jugar (trabajo y obligaciones, ya se sabe) teníamos muchísima variedad; es más, raro el caso de dos de nosotros que dirigiéramos a lo mismo.

En resumen, mucha razón tienes en lo referente de la necesidad de variar y de automotivarse (como master) con ello.

David dijo...

Uffff comenzando la semana día lunes y en el trabajo!!!

He leído sus comentarios, Britait buena explicación a Leon1rey, bien dicho.

Brownieman, renovarse o morir.. me gusta, tiene título de post XD, nos leemos.

Leon1Rey dijo...

¡Lo sé!. Estoy usando un símil inadecuado. Como lo dije, es una extrapolación imposible. Pero no dejo de pensar que Dios, o el nombre que le quieran poner, es como el Máster de este juego que es la vida.
------------------------------------
Mas que jugar una partida de rol, me gustaría ver a otros jugar, mas o menos para ver la mecánica del asunto. Ahora, otra pregunta, y sé que me estoy poniendo fastidioso. ¿Un Máster no se aburre? Puesto que su rol ( y nunca mejor dicho...)me parece un tanto pasivo. Si, es verdad que él plantea la Historia, los sucesos en los que se van a basar las acciones de los que juegan, pero ¿hasta ahí? ¿No puede tomar un personaje mas activo en la Historia y hacerlo actuar? Algo así como un representante de su voluntad sobre "el mundo"., no sé si me explico.

Leon1Rey dijo...

Vean lo que encontré. Esta muy bueno, ademas que creo que Uds. por ser roleros de pro lo disfrutaran aun mas que este humilde neofito:
http://www.devir.es/producto/comics/humor/kodt/tiras/

David dijo...

Por supuesto que hay masters que se aburren, así como jugadores que también lo hacen.

Pero los que somos Masters nos divertimos a nuestra forma con esta manera de jugar, ser master requiere una rol completamente activo ya que el representa, TODOS los personajes que los jugadores se encuentren, es decir el master juega con decenas de personajes al mismo tiempo, los que te ayudan, los villanos, los heroes, los monstruos, los dioses, etc.

A veces como master puedes tener un personaje al que le tengas cariño y le das un rol más protagónico en la historia, esos son los PNJ (personajes no jugadores) que ayudan o participan más en la historia, podríamos decir que si fuese una película serían actores secundarios, ya que los PJ (jugadores) son los principales.

Yavhe Alexander dijo...

Saludos desde la noche eterna...

Llego tarde al tema... pero llego..

Me ha encantado esta fase:

"Los DJ tienen varias funciones, árbitro, administrador, actor, autor y narrador, y ninguna tiene recompensa. Cualquiera que no aprecie lo que su DJ hace por él, no tiene alma."

Aqui una pequeña anectoda personal.

Hace años con un grupo rolero que tuve, jugamos Vampiro Dark Ages. Pase semanas enteras creando un transfondo para la partida. Cree ciudades, personajes, historias, mapas. Literalmente hice trabajo de biblioteca y justo cuando tenia un cuerpo de conocimiento importante, el grupo de deshizo. Dejamos de jugar y para que negarlo, entre en una profunda depresion rolera.

Y adquiri, como ustedes la han llamado un estilo caotico. Realmente deje de preparar las partidas, todo era al azar. ¿ Para que escribir algo si al rato no lo voy a usar? Esa era mi logica.

Pero saben algo.... Sucedio hace poco. Tengo un nuevo grupo de rol ( el Estudio Otra Realidad para los que sepan)y conseguimos 4ta Edicion.

Todos me pidieron que fuera yo quien hiciera la partida inagural y desperto en mi esa "ansia" como en antaño.

Y no se bien por que.... pero lo hice de nuevo.

Escribe todo un manual para un nuevo mundo congelado para jugar D&D 4ta. Escribi ciudades, historia, religion y hasta canciones de ese mundo. Pase noches completas dibujando mapas.

No se por que. Pero ese gusto por "preparar" las partidas volvio.

Yo creo que con todo esto aprendi una leccion. Al final y despues de todo. Hacemos ese trabajo para nosotros mismos. Como un ejercicio del alma. El impulso de crear por el simple hecho de hacerlo.

!Pero que bien se siente cuando los jugadores usan el vocabulario que tu mismo has inventado!

¿De esto no trataba el tema verdad?

Sorry :P

Atte:
- Yavhe Alexander-

David dijo...

El tema lo he planteado como la necesidad del cambio, pero ha dado un interesante giro Yavhe.

El trabajo y la motivación que tenemos como masters quizás recibe su mejor compensación cuando son nuestras obras, nuestras ideas y nuestras invenciones las que se plasman en la campaña.

Estoy de acuerdo cuando dices que hacer todo esto también es para nosotros mismos, un ejercicio del alma, esto al mismo tiempo es una respuesta para la pregunta de Leon1Rey, poder llevar a cabo tus ideas, tu mundo y que tus amigos lo jueguen es nuestra recompensa como masters.

Tiburk dijo...

Yavhe Alexander,
Creo que no podrias haber definido mejor la actividad.

Al final y despues de todo. Hacemos ese trabajo para nosotros mismos. Como un ejercicio del alma.

Muy sabias palabras y muy sabio el contenido de las mismas, llevo 15 años como narrador y no cambiara por nada en el mundo mi funcion, porque se que amo todo lo que conlleva armar una partida de rol, desde la ambientacion hasta la preparacion final de la aventura.

Nos leemos.